¿Vives de acuerdo a tus valores?

Seguimos dedicándonos este mes a conocernos mejor y a otro nivel, mucho más profundo y complejo. Hoy te traigo un ejercicio práctico para que identifiques tu sistema de valores.

Los valores o sistemas de creencias son intrínsecos a nosotros mismos, son importantes y condicionan, mucho, nuestras acciones y comportamientos. Condicionan cómo nos sentimos en las relaciones y cómo vemos el mundo.

No hay valores buenos o malos, y no se trata de juzgarlos. Se trata de entender perfectamente en base a qué valores nos regimos.

¿Por qué es importante conocer nuestro sistema de valores?

Nuestros valores influyen nuestras acciones y comportamientos, y condicionan cómo de felices o satisfechos nos sentimos en nuestra vida, según estamos alineados con ellos.

Si tenemos valores en conflicto, o trabajamos con valores desactualizados o de otros (impuestos por la sociedad o nuestros padres) no somos eficientes y no lograremos encontrar aquello que perseguimos. Llámalo felicidad, propósito o meta.

Los valores cambian. Como las personas. Lo que años atrás nos sirvió y era esencial para nosotros, hoy puede no serlo. Pero muchas personas viven estancadas, regidas por antiguos valores que conviven con nuevos en conflicto, lo que les genera insatisfacción y puede provocar inacción. Si tienes valores en conflicto, estás remando en chicle.

No es fácil desafiar los sistemas establecidos por la sociedad, nuestra familia o amigos, y por eso a veces los seguimos dando por supuestos, adoptándolos como nuestros cuando no lo son.

Hoy te invito a reflexionar y priorizar sobre tus valores dominantes. Y busca si tu realidad se ajusta a esos valores. Cuando hay una discrepancia clara entre lo que es importante para ti y la forma en que estás viviendo, se produce insatisfacción y conflictos internos.

Es un ejercicio muy bonito para entenderte mejor, a un nivel más profundo del que estamos acostumbrados. Yo lo llamo a un nivel adulto, porque si haces un ejercicio sincero y honesto contigo misma te darás cuenta de que has evolucionado desde que eras joven, que has dejado atrás los valores “Disney”, que eres compleja y única, y que te encanta ser tú misma.

Identificando nuestros valores

1. Lo primero, concédete media hora a solas, tranquila, sin interrupciones. Coge un papel en blanco y escribe 15/20 valores que te definan, que sean importantes para tí.

2. Selecciona 5 de esos valores. Sólo 5. Puedes agrupar algunos, que para ti signifiquen lo mismo, pero deben ser realmente equivalentes

3. Prioriza tus valores. Ordénalos del 1 al 5, por orden de importancia.

4. Identifica el primero.

5. Revisa el ejercicio entero. ¿Te encaja? ¿Te sorprende? ¿Hay alguna incongruencia entre ellos?

6. Con respecto a tu realidad, a tu vida, a tus objetivos, ¿trabajan tus valores en beneficio de tus objetivos? ¿Existen conflictos entre lo que piensas que eres-tus valores- y como vives tu vida?

Ni que decir tiene, este es un ejercicio personal, sé honesta. No hay valores buenos o malos. No pongas los valores que querrías tener, pon los que tienes. La sociedad, nuestros padres, todo el mundo nos dice cuales son los valores aceptados, deseables. Pero yo te invito hoy a ser honesta contigo misma y escribir cuales son los tuyos. La combinación de los 5 valores principales te hace única. Te hace ser tú. Úsalos. Todo lo que hagas que vaya alienado con ellos fluirá.

Existen más métodos para trabajar con valores, pero este es sencillo y eficaz. Seguiré tratando el tema más adelante y estoy preparando mucho contenido super interesante para que aprendas a auto-coachearte para ser tu mejor versión de ti misma. Te iré contando más adelante todos los detalles y la fecha de lanzamiento.

La semana que viene te hablaré de una herramienta de diagnóstico para hacerte un mapa de tu vida, entender dónde estás en cada área importante para ti y dónde quieres llegar.

Mientras, si quieres trabajar conmigo estos temas en profundidad, no dudes en contactar conmigo en agliebana@lavidaquequieres.com.

Y no te olvides de suscribirte a mi blog para no perderte nada.

Conócete. Cuídate. Crece

Artículos relacionados con autoconocimiento:

Deja un comentario