Se acaba 2021: El año del moño

Se acaba el 2021, un año que acabamos todos hasta el moño. Y te deseo un feliz 2022, pero más que deseos, hagamos que se haga realidad la vida que quieres para ti

Motivación

Veo intentos tímidos en redes de motivar para el año nuevo.
Crea un 2022 increíble
Haz tus sueños realidad
Planifica tus metas.
 
Y cae todo en un “aja” somnoliento.
 
No se respira el optimismo típico en estas fechas
Y es normal pues estamos en pandemia
Incluso es mayor la sensación que el año pasado
Lógico, porque vamos por la sexta ola.
 
El año pasado nos revolcó la pandemia y respondimos con aplausos y corazones en las ventanas
La vacuna ya estaba aprobada y era cuestión de meses.
Las mascarillas con motivos navideños que habíamos comprado se tiraron
“El año que viene sin ellas”.
Creíamos en un año mejor.
 
La situación de hoy ha superado las expectativas de los más pesimistas.
No en gravedad, pero en cantidad.
Y es difícil soñar con un palito en la nariz.
 
Lo decía Aristóteles: para crecer y crear el ser humano tiene que tener las necesidades básicas cubiertas.
 
Con la salud “comprometida”
[Sí, no, no lo sé]
Con la vuelta al cole cuestionada
[Se lía gorda]
Miras hacia enero y te entregas al Suchard.
 
Pero basta. Enough.
Suficiente.

Drama


La mente, dejada a su antojo, tiende al drama. La emoción por excelencia es el miedoEl miedo dirige muchas de nuestras acciones y decisiones.
Nos ayuda en muchas cosas.

El miedo a no tener dinero o trabajo nos lleva a ir a trabajar cuando no nos apetece
El miedo a que nos atropellen al cruzar nos lleva a mirar

Pero el miedo inútil es el genérico
El que no está verbalizado.
Opera por detrás, impreciso, y genera parálisis.

Porque mientras hay miedo no hay acción.
El miedo es la excusa perfecta para no actuar.


Yo para el año que viene me he marcado mis propósitos
Un poco distintos

A partir del día 1 no voy a hablar del covid
Voy a hacer dieta de noticias
Y no voy a volver a pensar que estoy hasta el moño de esto

Porque no es verdad
Estar hasta el moño es “no puedo más”
Y no es verdad
Puedo más
Mucho más

Puedo lo que me echen.
Mi mente está preparada.

Punto

Gestiona tu miedo

Si en diciembre de 2019 nos hubieran adelantado lo que venía hubiéramos dicho “No voy a poder soportarlo”
Y hemos podido.
Somos resilientes

Unos más que otros
Está claro
Las cifras de salud mental no son ninguna broma.

Por eso hay que gestionar el miedo

Hay que vivir
Somos seres sociales
Esto no es un cliché.

Es una necesidad básica
Los estudios de neurocientíficos, biólogos, psicólogos lo destacan cada vez más
Nos apagamos si no nos relacionamos.

El miedo te mantiene en la cueva
Y desde el miedo tomamos decisiones cortoplacistas.
Este tipo de decisiones serán continuistas. Nunca se crece desde el corto plazo. Ni desde el miedo.

Hay un largo camino entre el miedo y la irresponsabilidad
Un largo camino

Y el camino más corto para reducir el miedo es el amor. La gratitud y el agradecimiento.
Los aplausos nos mantuvieron alto el espíritu porque estábamos dando las gracias a los sanitarios por estar ahí.
Hoy hay que seguir aplaudiendo.

Agradeciendo a la ciencia.
Todo mi entorno está vacunado
Tengo 3 amigas con Covid (rolling).
Y están bien.

Los sanitarios siguen al pie del cañon, milagrosamente, cuando otro año más les han recortado sus vacaciones de Navidad para incrementar plantillas ante la subida de casos.
Gracias.

La chica de la farmacia me miró ilusionada cuando le pregunté qué tal
Pues dos compañeros positivos. Aquí estamos entre dos haciendo todos los turnos. Estoy cansada, las semanas son largas.
Gracias.

Cuando desplazas la emoción fuera de ti
Y el foco se centra en los otros
Es más fácil ver con claridad

Porque el miedo es siempre el temor a perder el amor
Por eso al situarte en la otra cara de la moneda, ves el miedo con más precisión
Y al dejar de resistirlo, lo puedes gestionar.

Los datos ni los hechos podrán ganar nunca la batalla a una mente aterrorizada
En ese estado somos fácilmente manipulables
Hay que calmar primero la mente, liberarla del secuestro emocional
Y desde ahí se puede negociar.
Aportar datos y exigir rigurosidad y profesionalidad

No intentes razonar con una mente anulada por el miedo.

Ese es el entrenamiento mental
Aprender a liberar la mente de los secuestros emocionales
Adquirir la habilidad de reconducir tus pensamientos para salir de bucles de rumiación
Y tomar acción
Porque en parálisis nunca hubo crecimiento


Marca el tono de tu próximo año

Te deseo un feliz año 2022

Y los deseos están bien
Pero son mucho mejores las decisiones.

Escojo un feliz 2022.
¿Y qué tengo que hacer para que lo sea?

No todo depende de mí, Ana
Lo sé.

Por aquí no somos idiotas

Habrá cosas que tendrás que aceptar.
Aceptar no es resignarte ojo
La resignación es un no.

Aceptar es entender que la vida tiene un lado oscuro.
No todos los días son happy flower.
Eso solo se consigue con drogas
Anestesiando el cerebro.

Si vivimos sin atontar las emociones
Muchos ratos van a ser reguleros

Hay gente que va a decir cosas potencialmente ofensivas
Envidia
Resentimiento

Lo que la gente tiene dentro es lo que saca fuera
Esto es muy simple
Pero nos cuesta la vida entenderlo

¿Por qué la gente es tan capulla?
Bueno, revisa quien “es la gente”
Porque “la gente” no es nadie
Y hay miles de personas maravillosas cerca

Pero sí, hay gente que no encuentra luz dentro
Y le deslumbra la de fuera
Y necesita apagarla porque no lo soporta. Le hace daño
Y qué duro es que no soportes el éxito y felicidad ajena
Has apagado la capacidad de inspirarte.


A mí la compasión y el perdón son dos emociones que ayudan cuando me encuentro este tipo de personas.

Quien no se alegra por los demás vive en una cueva fría.

Un gran año

Empieza un año maravilloso
Y esto que voy a decir es super cursi
Pero me da igual

Es un año maravilloso porque lo vivo en mi mente
Y he creado y enseñado a mi mente a ser un lugar donde merece la pena estar.
En el que habita mucho amor, ilusión y pasión.

Y, qué cosas, eso mismo me rodea en la gente alrededor.

Vamos a por el 2022
No fear, no anger

Feliz año
Ana

 
Pd. Si quieres crear tu 2022 acompañada, es aquí

Los datos de carácter personal que facilitas serán almacenados en un archivo de Ana García Liébana y mi proveedor de email, y tratado conforme a la ley. Cualquier duda envía un email a  agliebana@lavidaquequieres.com.