La vida que quieres

Coach de Vida Equilibrada

San Ballantines

Compartir entrada

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email

Estamos en la semana del amor…
¿Y las demás de que son?

Siempre me dio perecilla San Valentín.
Esos colgantes de medios corazones.
Ese corazón partío.

Ese usar cualquier fecha para vender.
Halloween, Black Friday, Navidades, Blue Monday (en serio, ¿Blue Monday?).


La culpa de mi poco romanticismo creo que la tiene mi padre (echar las culpas fuera siempre está bien, mientras no tengas una coach al lado que te puntualice que tú eres la responsable de tu vida y tus elecciones y eso).

Cada vez que veíamos una película y había una escena de amor un poco empalagosa, empezaba “Ohh que bonito” “ohhh”. Y así.

Arruinó el romanticismo para mí.

Ironías de la vida, empecé a salir con Carlos un 14 de febrero.

Nos parecía tan hortera que cambiamos la fecha, pero en el fondo sabíamos y nos acordábamos de que nuestra historia empezó un San Valentín.

Aunque visto que tenía más copas que velas decidimos llamarlo San Ballantines, que nos pegaba más, al fin y al cabo, en esa época lo que hacíamos era salir de copas.

Han pasado 17 años desde entonces. Y seguimos celebrando, pero San Valentín. Yo me he convertido al romanticismo y he cambiado el alcohol por los aceites esenciales.

Él me acepta como soy. Con mi yoga, mi autocoaching y mi comida sana.

Bueno, esto último un poco peor. Porque intuye que le voy a dar la tabarra para que se convierta también. Y tiene razón.

Y está bonito así. Evolucionar, cambiar y aun así decidir mantenerse juntos.

Una compañera de diplomatura me preguntó:
¿Seguirás con tu pareja?
Creo que sí.
Yo no creo.

Es habitual empezar tu trabajo personal y dejar a las parejas. O hacer grandes cambios radicales en tu vida, porque el otro o el resto de tu vida no avanza contigo.

Pero no hace falta.

Sólo hace falta mutuo respeto.
Y aceptar al otro como es.
(“sólo”, jaja)

No necesitamos ser iguales.

Me gusta que sea distinto.

Me mantiene anclada al mundo real.
Al mundo fuera del coaching, todo happy flowersqueremos un mundo mejor y si quieres puedes.

Sigue siendo la persona de la que enamoré. Un tío muy inteligente, con un brillante sentido del humor. Alegre y disfrutón. Cariñoso y confiable.

Y muchas cosas más que no he podido cambiar, que me vienen estupendas para practicar el autocoaching.

Dicen los sabios que nuestros seres queridos son nuestros mayores maestros porque nos muestran lo que tenemos que aprender de nosotros mismos.
No puedes aprender de lo que alejas.
No lo alejes, sin haber aprendido primero.

Feliz semana del amor.
Y que lo sean todas.
Ana

P.D. De AMOR, en mayúsculas y durante todo el año, hablamos en Reconecta. Si te interesa, échale un vistazo al programa.

Deja un comentario

Suscríbete a La Vida Que Quieres

Los datos de carácter personal que facilitas serán almacenados en un archivo de Ana García Liébana.

Finalidad: ofrecerte información sobre organización, gestión del tiempo y crecimiento personal.

Legimitización: tu consentimiento al hacer check en la casilla.

Destinatario: mi proveedor de email marketing, Mailchimp.

Derechos: podrás acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos cuando quieras en agliebana@lavidaquequieres.com. Podrás darte de baja en cualquier momento