Quién soy Vs Quién quiero ser.La Rueda de la Vida

La Rueda de la Vida es una herramienta muy poderosa que te muestra visualmente la brecha entre dónde estás y donde querrías estar en cada área de tu vida y, por tanto sabrás perfectamente dónde enfocar tus esfuerzos de crecimiento personal.

Te permite ver tu vida plasmada en papel, en las áreas importantes para tí, y así poder analizarlas y sacar tus propias conclusiones.

La Rueda de la Vida. Cómo hacerla

Elige tus 6-8 áreas más importantes en tu vida. Te propongo como punto de partida las siguientes: Desarrollo personal, salud, carrera, finanzas, pareja, familia y amigos, ocio y entorno, pero como siempre te digo, personalízala a tu gusto para sacarle el máximo provecho. El entorno es tu relación con el exterior. Es muy personal y varía mucho en función de cada persona. Puede ser tu casa, tu barrio, la comunidad donde vives, el colegio de los niños, voluntariados, etc. Es tu relación con la sociedad en que vives. Algunas personas consideran en este apartado su espiritualidad.

Una vez tienes tus áreas, debes evaluar del 1 al 10 en qué posición está tu vida ahora mismo, en este momento. El 1 es lo mínimo el 10 es el máximo. Coge un lápiz o un bolígrafo oscuro para puntuar la situación actual. Revísalo, y compara las áreas entre sí. Ajusta si te hace falta, quizá al compararlas quieres modificar algún valor. Une los puntos de cada área con un lápiz.

Ahora pasas a identificar tu aspiración. En qué punto te gustaría estar en cada área. En «La Vida Que Quieres», tu vida ideal, ¿qué valor tendría cada área? Coge un lápiz de color rojo o rosa para marcar la situación ideal en cada área. Revísalo en contexto, comparando unas áreas con otras. Une los puntos con una línea.

Un ejemplo de representación de La Rueda de la Vida sería el siguiente:

Ejemplo de la Rueda de la Vida

Sacando conclusiones

Una vez la has dibujado llega el momento de sacar conclusiones y establecer planes de acción para alcanzar tu situación ideal. Observa en qué áreas hay un mayor gap, diferencia, entre donde te encuentras ahora mismo y donde te gustaría estar. ¿Y por qué es eso? ¿Qué está pasando en esas áreas y que acciones vas a tomar para corregirlo?

Observa las áreas en las que estás alineada. Alégrate, celébralo.

Y saca conclusiones globales. Quizá a un área no le prestas tanta atención, no tiene un valor muy alto, pero es el valor que quieres. Tenemos también que aprender a que no podemos abarcar todo y si un área no es tan alta pero es el valor que queremos que tenga, bien está así. Y dejemos de castigarnos o pretender ser un 10 en todo.

También puede llevarnos a reflexionar, si no es un valor muy alto y aquí estamos poniendo las áreas de relevancia o importancia en nuestra vida, ¿debería realmente ser una de las áreas de tu rueda de la vida?

Y lo contrario, ¿Qué es lo que no está? Se aprende TANTO de lo que no está, de lo que olvidamos o no está presente. ¿Falta algo? ¿Hay algún área olvidada? Si lo hay, ¿Por qué?

Otra forma de ver Las Rueda de La Vida

Yo descubrí otra forma muy interesante de utilizar la Rueda, analizando el tiempo que le dedico a cada área. Al trabajar con madres, observé que muchos de los problemas con los que se encontraban en su día a día, no tenían tanto que ver con el estado en que estaban sus áreas, sino con el tiempo que le dedicaban a cada una.

Puedes repetir el ejercicio esta vez asignando un valor al tiempo que le dedicas a cada área y enfrentarlo al tiempo que le querrías dedicar. Ya verás que interesante.

Querer dedicarle más tiempo del que le dedicas a un área, a tus hijos, por ejemplo, puede provocar una importante sensación de frustración o culpa. Y, al contrario, dedicarle más tiempo del deseado puede acabar provocando resentimiento (por la renuncia). Y cuidado porque el resentimiento es una emoción sibilina, silenciosa que entra en nosotras sin que nos demos cuenta, pero que provoca comportamientos no deseados que no entendemos.

Da para mucho La Rueda de La Vida.

Feliz día

Ana García Liébana

Productividad para madres trabajadoras: Mujerdristas

Y hablando del uso del tiempo, si crees que puedes hacer más con tu tiempo, o te gustaría reducir el estrés que sientes en tu vida, posiblemente te interesa Mujerdristas, mi programa de productividad y gestión del tiempo para madres trabajadoras.

Los datos de carácter personal que facilitas serán almacenados en un archivo de Ana García Liébana y mi proveedor de email, y tratado conforme a la ley. Cualquier duda envía un email a  agliebana@lavidaquequieres.com.