¿Qué mejoraría en tu vida si manejaras mejor tus emociones?

¿Hay algún área de tu vida que crees que podría mejorar gestionando con más solvencia tus emociones?

Te explicaba la semana pasada como es relativamente fácil caer en el letargo emocional; “anestesiar” nuestro cerebro con excesos (trabajo, bebida, comida. tele, etc) para no afrontar las emociones negativas de nuestro día a día.

Si apuestas por experimentar la vida plena, entonces te toca trabajar las emociones.

Ampliando tu vocabulario emocional

El primer paso es saber identificarlas y nombrarlas. Te propongo un juego, ¿puedes describirme tus sentimientos ahora mismo? Coge un papel. No sigas leyendo que te he puesto muchas emociones abajo pero no quiero que las mires aún.

¿Te ha costado salir del bien/mal, triste/alegre?

Los humanos somos capaces de sentir emociones muy complejas. Y para mí, es en esa diversidad donde radica la belleza de la vida. Y nombrarlas con la palabra adecuada es esencial para afinar la calidad de la emoción.

Yo lo veo un poco como la cocina y las especias. Hay que trabajar el paladar y el olfato para apreciarlas, pero enriquece mucho la diversidad de platos y nos abre nuevos horizontes (comida india, thai, etc.)

Y es que no es lo mismo sentir decepción, que frustración o rencor. Paul Ekman, uno de los más reconocidos psicólogos en la materia, ha realizado un extensivo estudio sobre emociones y ha identificado 270 expresiones faciales! Nada menos.

Por eso te animo a incorporar a tu vocabulario términos más precisos para definir tus emociones. De este modo es más fácil entender qué pensamientos están generándose en ti como consecuencia de dichas emociones.

Te dejo las emociones identificadas por Ekman, las 70 positivas, 130 negativas y 70 variables (vaya, quizá sí tenemos una tendencia a lo negativo los humanos…).

Te invito a imprimirlas para subrayar las que sientes a menudo. Juega con los matices. Aprecia las intensidades. Apuesto a que te sorprendes. Algo te llamará la atención seguro.

Listado de emociones positivas

Emociones positivas

Emociones negativas

Cuando leas las negativas quiero que entiendas tu complejidad. Que aceptes que estás emociones son parte de la experiencia humana. Y que aprendas a diferenciar los grados. La intensidad de la misma emoción te llevará a reacciones completamente diferentes. Es eficaz como ser social que somos aprender a gestionar las emociones antes de que escalen, porque entoncés la reacción es mucho más virulenta y su control más complicado.

Emociones negativas 1/2
Emociones negativas (2/2)

Las emociones variables

Con respecto a las variables, mi intepretación es que tienen un lado positivo y uno negativo. Merece la pena dedicarles unos minutos. A me me dió que pensar por qué algunas estaban en esta lista.

Emociones variables

¿Qué conclusiones sacas? ¿Te gusta lo que ves? ¿Hay algo que te incomoda? ¿Qué emociones te gustaría añadir a tu experiencia vital más frecuentemente? ¿Cuáles están impactando negativamente en tus resultados?

El Atlas Emocional del Dalai Lama

Me despido por hoy con una herramienta que me emocionó, la verdad. Qué proyecto TAN bonito. El Dalai Lama le encargó a Paul Ekman un “Atlas Emocional” para ayudar a la gente a comprender y controlar sus emociones. El resultado es una herramienta interactiva que puedes consultar en este link. Es una maravilla. Y visualmente muy potente. De verdad que merece la pena consultarla.La práctica de contemplar nuestras emociones reduce los comportamientos emocionalmente negativos y promueve respuestas prosociales (Paul Ekman)

Si quieres trabajar conmigo tu crecimiento personal y equilibrio personal-laboral, no dudes en contactar conmigo en agliebana@lavidaquequieres.com o reserva una sesión de descubrimiento.

Y no te olvides de suscribirte a mi blog para no perderte nada.

Conócete. Cuídate. Crece.

Te puede interesar también:

¿Reaccionas o sobrerreaccionas?

3 pasos para evitar la manipulación emocional

Aprende de tus miedos

Como meditar me cambió la vida

Deja un comentario