Deja de decir no tengo tiempo y lo tendrás

Si eres de las que sueles decir no tengo tiempo y vives estresada, hoy te propongo un enfoque alternativo con el que manejar tu tiempo y tu relación con el tiempo.

El vídeo es el primero de una serie sobre el estrés en la madre trabajadora, en el que te propongo otro enfoque a la trampa del no tengo tiempo.

Lo que aprenderás en el vídeo de hoy:

  • Los 3 mayores motivos de estrés de la madre trabajadora:
    1. La creencia de “No tengo tiempo”
    2. Querer controlar el comportamiento de los demás. Especialmente de sus hijos y su marido.
    3. La necesidad de ser productiva todo el tiempo.
  • La importancia de controlar el estrés por su impacto en nuestra salud. A largo plazo el estrés sostenido deteriora nuestro sistema inmunológico y debilita la regeneración celular, por el exceso de cortisol en el torrente sanguíneo.
  • Y la importancia de controlarlo por el impacto en nuestra calidad de vida y disfrute de la misma.
  • La mentira del “No tengo tiempo”
  • El poder de adoptar la creencia y actitud vital del “Tengo tiempo para todo lo que quiero”
  • La necesidad de decir no a muchas más cosas y personas.
  • Algunas verdades que necesitas oír:
    • No haces más por pensar Estoy muy ocupada”. Sólo vives estresada
    • No eres poco productiva, ni mala organizándote. Sólo quieres hacer demasiadas cosas.
    • Cuando te relajas sales del círculo del estrés y eres mucho más productiva: planificas estratégicamente y accedes a la parte más desarrollada de tu cerebro, donde puedes ser creativa y analizar e innovar en tus sistemas (tus métodos de hacer las cosas)
  • La importancia de sacarlo de la cabeza y ponerlo por escrito.

La importancia de controlar el estrés por su impacto en nuestra salud

A largo plazo, el estrés sostenido deteriora nuestro sistema inmunológico y debilita la regeneración celular, por el exceso de cortisol en el torrente sanguíneo.

woman in black blazer sitting at the table

Son ya significativos los estudios sobre el impacto del estrés en nuestra salud. Se habla de la otra pandemia, la silenciosa, culpable del deterioro de nuestra calidad de vida.

Hay tres nivel de estrés. Un poco de estrés, que llamo yo el estrés saludable. Es el que nos mantiene vivos, alerta. Se mantiene activa. Tampoco quieres ver fuego y quedarte tan tranquila, happy de la vida.

El segundo nivel es el estrés crónico. Este empieza a ser malo. Más allá de la salud, que es importantísimo porque provoca enfermedades cardiovasculares y problemas inmunológicos, me interesa como coach en el impacto en tu cerebro.

Bajo estrés, el cerebro no opera en su mejor versión. Ese neblina en la cabeza, el no pensar bien. Se pierde la perspectiva. Es habitual entre mis clientas dejar de planificar cuando se estresan. Justo lo contrario de lo que deberíamos hacer.

El impacto en nuestra calidad de vida

Además de por motivos de salud, me parece aún más importante controlarlo por el impacto en nuestra calidad de vida y disfrute de la misma.

¿Qué vida llevas?

Vas en el metro y eso eso com Walking Dead. Gente que se levanta agotada. Yo lo hacía, sé bien de lo que hablo.

Daba igual lo que durmira, me levantaba cansada.

Es un síntoma de estrés cronico.

Y antes de los niños, quizá te lo puedes permitir (que no deberíamos, pero lo hacemos, porque somos superwoman), pero con niños es inviable. Y nos conformamos. Error.

Y nos quemamos.

Y lo pagamos con el que ande cerca. Niños.

Marido.

Divorcios disparados.

Vaya vida nos hemos creado.

La mentira del “No tengo tiempo”

Tengo un vecino que da clase a jóvenes.

Le pregunté hace unos días cómo iba el curso. ¿Se apañan los chicos?

Están yendo una semana sí y una semana no a clase.

La semana que no van les mandan tarea para que la vayan haciendo.

Y mal, se apañan mal.

Que no les da tiempo- le dicen.

Nos reímos.

Que no tienen tiempo… ¿será posible?

Pues si no tienen tiempo ahora…

Pienso muchas veces a qué dedicaba mi tiempo cuando no tenía hijos.

Debía tener mucho libre.

Pero no se sentía así.

Cuando preparaba mi boda mientras gestionaba el proyecto más gordo del banco, pensaba en lo liberada que me sentiría cuando la boda pasase. Pero enseguida se llenó el tiempo de otras cosas.

Y cuando llegué a Londres y me quedé en casa con el niño sin trabajar, no tardé en tener una lista de cosas que quería hacer- ¡estaba en Londres! – que excedía el tiempo que tenía.

No nos falta tiempo.

Nos faltan herramientas de planificación, capacidad de priorización y de decisión.

Y nos sobran opciones.

También falta a veces criterio sobre lo que es un uso productivo de nuestro tiempo.

Discutir en redes sociales de chorradas pues es un despilfarro de tu bien más preciado.

No se celebra, se conmemora.

Pues vale.

Sillones y sillonas.

Vandalizar murales por la noche, una pobre elección. Dormir es mejor uso de tu tiempo por la noche.

Lo cierto es que cuando tenemos tiempo no lo valoramos. Y lo valoramos cuando lo perdemos.

Esto de ser humano es muy entretenido.

Entiendo que la solución no era sencilla, y es muy fácil opinar en la distancia, pero no puedo evitar preguntarme si el método que han planteado es el adecuado.

Adolescentes y jóvenes a los que se les manda a casa a que se organicen su tiempo y trabajo durante una semana.

¿Les han dado pautas? ¿Se les acompaña en el proceso?

Bien sé cuánto cuesta auto-organizarse. No hay más que mirar a los jubilados, que se les quita la estructura que les da el trabajo y tardan en recomponer una estructura en sus días, con el bajón que eso supone.

Y es que, como bien dice Carlos, mi marido, hay muchos juegos de la play que acabarse.

Algunas verdades que necesitas oír:

No haces más por pensar Estoy muy ocupada”. Sólo vives estresada

No eres poco productiva, ni mala organizándote. Sólo quieres hacer demasiadas cosas.

Cuando te relajas sales del círculo del estrés y eres mucho más productiva: planificas estratégicamente y accedes a la parte más desarrollada de tu cerebro, donde puedes ser creativa y analizar e innovar en tus sistemas (tus métodos de hacer las cosas)

Mujerdristas

Sobre dejar de ir por la vida como pollo sin cabeza va Mujerdristas. Te explico el método “Qué semana quiero vivir” para organizarte con intención y salirte del círculo del estrés.

Si te interesa, te dejo aquí el enlace a la página del programa:

Mujerdristas, donde tienes toda la información

Feliz día

Ana

PD. Mujerdristas (Mujer-Madre-Malabarista) es un programa de coaching individual, sobre manejo del tiempo y organización. Pásate por el enlace.

Foto de kerenlevand de unsplash. Gracias.

Sigo por email

Tengo una lista de correo muy activa y entretenida en la que mando consejos para organizarte mejor, vivir con más equilibrio y plenitud.

Escribo a menudo porque me gusta, y porque a la gente le gusta y me lo pide. Únete y comprueba por qué. Es gratis y te puedes dar de baja en cualquier momento. Además, cuando te suscribes te regalo mi ebook Por ahí no, una guía para saber poner límites (que nos hace mucha falta a las mujeres, hasta a las que creemos que no nos hace falta).

Suscríbete a La Vida Que Quieres

GPRD. Los datos de carácter personal que facilitas serán almacenados por GetResponse, mi proveedor de email y por mí misma Ana García Liébana y tratado conforme a la ley. El consentimiento para enviarte emails lo das al aceptar la política de privacidad.