Aprende de tus miedos

Entiende qué hay detrás de tus miedos y transfórmalo en estrategia y planes de acción para que no te paren. ¿Quieres saber cómo vencer tus miedos?

El miedo es la emoción por excelencia en coaching. No haces algo porque tienes miedo. No voy a hablar de miedos irracionales o fobias hoy, si no del miedo auto-limitante que compromete tu crecimiento personal.

Tenemos miedo a una emoción

El miedo al peligro te permite prever amenazas a tu seguridad. El miedo es útil, nos ha traído hasta aquí. Nos ayuda a sobrevivir. Todos los que somos o hemos sido padres de niños de 2 y 3 años sabemos que la ausencia de miedo compromete seriamente la integridad física.

Afortunadamente, la mayoría de nosotros no experimentamos miedo sobre nuestra integridad física casi nunca (aunque nos tienen atemorizados con las noticias y a veces parece otra cosa).

El miedo con el que lidiamos en nuestro día a día es miedo al fracaso (¿y si no sale bien?), miedo a la humillación (hablar en público), miedo al éxito (si destacas, te van a criticar), miedo al qué dirán (a ser excluido del grupo).

¿Cuál es el peligro real aquí?

Te habrás dado cuenta de que no hay ningún peligro real. No vamos a morir. Nadie te va a hacer daño.

Es un miedo a una sensación. Estamos anticipando con nuestros pensamientos una emoción. Y tenemos miedo a esa emoción.

Este miedo nos lo generan nuestros propios pensamientos. Y son letales para nuestros sueños u objetivos.

Estamos de suerte; si nos lo generan nuestros pensamientos, podemos trabajarlo. Y fácilmente.

El miedo tiene distintos grados: inquietud, nerviosismo, ansiedad, temor, desesperación, pánico, horror, terror,

El miedo en sus niveles suaves es anticipación, previsión, incertidumbre. Aquí se pueden trabajar, y se deben trabajar para impedir que se fortalezcan (porque los miedos y limitaciones crecen, poco a poco, silenciosamente se adueñan de ti si los dejas)

Estrategias para vencer al miedo

Las estrategias contra este tipo de miedo son (1) Reflexionar sobre qué hay detrás del miedo, (2) Racionalizar el pasado y (3) Controlar la anticipación, pásarla de negativa a positiva.

Hoy te hablo sólo de la primera: Reflexiona qué hay realmente detrás de tus miedos.

Voy a usar como ejemplo cómo me sentía cuando comencé a emprender:

Detrás del «miedo» me dí cuenta de que sentía Preocupación, Confusión e Inseguridad

  • Confusión: no sabía qué tenía que hacer, porque nunca lo había hecho, no sabía los pasos a seguir.
  • Preocupación: no iba a tener ingresos durante unos meses
  • Inseguridad: no estaba segura de que fuera a lograrlo, ¿Valía para emprender? «Nunca he vendido ¿sabré?»

Visto así, no tenía miedo, tenía un plan de acción con los puntos que tenía que resolver para convertirme (siguiendo con el ejemplo) en emprendedora:

1. Para trabajar sobre la confusión necesitaba:

a. Formarme, buscar una mentora/curso de emprendimiento

b. Diseñar un plan estratégico, detallando los pasos que tenía que dar

2. Para reducir la preocupación: necesitaba un plan financiero. ¿Cuántos meses podía estar sin cobrar, que opciones alternativas tenía? ¿Cuáles eran mis ahorros? ¿Qué ayudas/opciones de financiación tenía a mi disposición?

3. Para reducir la inseguridad:

a. Contratar un coach de mentalidad.

b. Unirme a grupos de emprendedoras.

c. Rodearme de casos de éxito e inspirarme por ellas.

d. Listar a las personas que me iban a frenar con sus inseguridades y gestionar mis emociones al respecto.

e. Formarme en ventas.

f. Etc

No pretendo hacer un listado exhaustivo de pasos, que no es el tema de hoy, pero cogéis la idea.

Como vencer tus miedos: Conviértelos en tareas

Desgrana el miedo. Para cada «miedo» una solución. Un plan de acción. Y un listado de riesgos.

“Con los años he aprendido que cuando una toma una decisión, el miedo disminuye; saber lo que hay que hacer hace que el miedo desaparezca.”

(Rosa Parks)

¿Qué puede ir mal? Establece para cada riesgo un plan de contingencia, acciones encaminadas a mitigar ese riesgo para que no se convierta en un problema. Y un plan en casa de que finalmente llegue a ser un problema.

(De gestión de riesgos y planes de contingencia te hablo en detalle en la categoría de planificación).

Transforma tus miedos en acciones y conseguirás sacar adelante cualquier proyecto.

Debes prestar atención a lo que te da “miedo”. Aprovecha la información que te lanza tu mente. De ahí sacas tus carencias, tus deficiencias, lo que separa tu «yo actual» del «yo que quieres ser».

Escucha tus miedos, pero no los uses para justificar tu no acción. Entiéndelos simplemente como un listado de tareas/habilidades que tienes que desarrollar para evolucionar, transformarte en la nueva versión de ti mismo que es capaz de afrontar y dominar el nuevo proyecto.El miedo acaba con más sueños de los que el fracaso nunca acabará. (Suzy Kassem)

Y recuerda, los miedos se pueden trabajar. Existen hoy en día muchísimas técnicas para vencer con éxitos miedos paralizantes (herramientas de PNL, de psicología cognitiva y psicología positiva). No te auto-limites. No mates tu sueño antes de empezar.

Feliz día

Ana

Si quieres trabajar conmigo tu crecimiento personal o diseñar tu vida soñada, no dudes en contactar conmigo en agliebana@lavidaquequieres.com o reserva una sesión de descubrimiento.

Y no te olvides de suscribirte a mi blog para no perderte nada.

Conócete. Cuídate. Crece

También te puede interesar:

3 pasos para evitar la manipulación emocional

¿Cómo mejoraría tu vida si manejaras mejor tus emociones?

¿Reaccionas o sobrerreaccionas?

Los beneficios de la meditación

Deja un comentario