7 claves para tu planificación diaria

Tu productividad depende directamente de tu planificación diaria. Para que tu día sea lo más efectivo posible (producir el máximo posible con un nivel sano de presión) es fundamental que lo prepares bien. Te traigo algunas claves para tu planificación diaria:

1. Dedícale 10 minutos al comienzo del día a planear tu día

Es básico, y aún así, me encuentro mucha gente que aún no lo hace.

«No tengo tiempo» no vale, porque si le dedicas 10 minutos a planificar vas a ganar al menos 1 hora en tu día, lo que te ahorras decidiéndo después qué haces entre cada actividad.

Es como no poner el GPS porque vas con prisa. Te pierdes, acabas en un atasco que podías habe evitado o pierdes 15 minutos aparcando porque no tenías localizado el parking.

10 minutos, como máximo. No entres en detalle. Estás decidiendo qué vas a hacer, no cómo hacerlo. Si puedes hacerlo en menos tiempo, pues mejor.

2. Tu planificación diaria debe incluir el objetivo principal, el tiempo disponible y un tiempo asignado a cada actividad

Yo siempre te propongo que te crees tu propia herramienta, la que mejor funcione para ti.

Yo planifico de forma muy sencilla, por si te sirve de ejemplo:

  1. Planifico sobre papel, con un planificador de productividad.
  2. Calculo cuántas horas tengo disponibles ese día.
  3. Pienso en qué es lo más importante para ese día. Para ello consulto mi planificación semanal, previamente hecha (esencial para marcar el timón del medio y largo plazo).
  4. Establezco mi objetivo principal para el día. Uno sólo. Este es especial. No es lo mismo objetivo que actividad, ojo. Sé concreto con tus objetivos y usa verbos (aprende aquí cómo establecer objetivos)
  5. Establezco las actividades (acciones) que quiero hacer para cumplir mi objetivo principal. Luego añado otras actividades que debo hacer por el motivo que sea.
  6. Las programo en el calendario. Decido cuánto tiempo le voy a dedicar a cada actividad.

Coge lo que te aporte pra tu planificación, y descarta lo que no, pero hay 3 elementos que no te pueden faltar:

  • El objetivo principal para el día. Lo más importante que debes acometer ese día.
  • El tiempo disponible. ¿Cuánto tiempo real tienes para trabajar ese día? De verdad, quitando reuniones, tiempo qué le dedicas a comer, etc. ¿Cuántas horas útiles tienes por delante ese día? La gente sobreestima enormemente ese número. Gestionas tu tiempo mucho más eficazmente cuando eres consciente de que en realidad tienes mucho menos tiempo del que creías.
  • Asigna un tiempo a cada actividad. Quiero recalcar la palabra «asignar». No es estimar. Es decidir cuánto tiempo le vas a dedicar a una actividad concreta. Es difícil, no te lo niego. mucho. Estamos acostumbrados a estimar tiempos y a extendernos si no hemos acabado. El enfoque de asignar un tiempo s mucho más exigente. Si aprendes a hacerlo, sacaras muchísimo más trabajo al día.

3. Honra tu plan

Cumple contigo. Por dos motivos. Porque hoy sacarás más trabajo. y porque mañana te creerás tu planificación.

La mayoría de la gente se compromete más con otros que consigo mismo. Yo te animo a cambiar eso, si es tu caso.

Honra tus planes, tus compromisos contigo mismo. Respetate más a ti que a nadie. En todas las áreas de la vida, pero hoy hablamos de planificación. Te vas a sentir espectacular.

Cuando te apetezca tomarte un café, acuérdate de tu plan. Cuando te apetezca hacer una actividad que no está en tu plan pero es más fácil, acuérdate de tu plan. Honra tus planes.

4. Si no lo vas a hacer, no lo pongas

Nuestro nivel de energía es sagrado. Cumplir tu plan te da un enorme impulso, es un chute de energía y autoestima. No cumplirlo te trae autocrítica y malestar, y te baja tu nivel anímico y de energía.

Los «debería hacer esto» que luego no haces porque en realidad no quieres hacerlos y que arrastras durante meses, te roban energía y te hacen sentir mal. Mátalos. Hoy mismo. ¿De verdad, de verdad tienes que hacerlos? Hazlos hoy. Mátalos. ¿Puedes olvidarlos, tacharlos de la lista? Táchalos. Quítalos de la lista. Sin piedad.

Pruébalo. De esa lista puedes eliminar la mitad. Sabes que no lo vas a hacer. Es como la ropa que llevas 3 veranos sin ponerte. Tírala, no te la vas a poner. Gana espacio mental. Tu creatividad y nivel de energía te lo agradecerán.

5. Establece rituales

Si te preparas bien para el día, tienes más probabilidades de que sea productivo. Si estableces rituales eficaces de mañana y noche tus días fluirán mejor.

El ritual de la mañana es fundamental para coger energía, ¿Cómo empiezas el día? ¿De buen o mal humor? ¿Con prisas o con tranquilidad? Procura hacer algo agradable, que te dé energía y buen humor. Un consejo, concédete un poco de tiempo para ti.

El ritual de la noche es esencial para aprender y mejorar. Establece rituales de noche que dejen tiempo para reflexionar sobre tu día

Hablaré de rituales en un post específico, ya que es un tema que me encanta y da maravillosos resultados.

6. Aprende a priorizar

La priorización requiere un post específico, y va a ser el de la próxima semana. Quede dicho que la clave de que tu día sea o no efectivo es que priorices lo importante y no lo urgente, especialmente durante el transcurso del día.

En tu plan tienes lo que tú reflexivamente has decidido que es importante para ti ese día.

Durante el día se van a cruzar en tu camino muchas prioridades de otros. Honra tu plan y gestiónalas. Me estoy refiriendo a las llamadas de teléfono, a las interrupciones, a los emails, a las reuniones improvisadas.

Te sugiero que te hagas la siguiente pregunta ¿Es realmente necesario renunciar a mi plan y a lo que he considerado prioritario unas horas antes para atender lo que tengo delante?

A veces lo será. La mayoría no.

Cuidado con las prioridades de los demás. Y cuiado con los fuegos que no lo son en absoluto. Manten la calma, respira y gestiona.

7. Diviértete

Incluye algo divertido, que te guste, que te aporte disfrute. Conecta con esa energía positiva. Pintar, bailar, cantar, lo que sea. Parece tonto tener que planificar algo divertido. Bueno, ¿cuántos días no lo haces?

Feliz día,

Ana

Si quieres trabajar conmigo tu crecimiento personal y transformar tu vida, contacta conmigo en agliebana@lavidaquequieres.com o reserva conmigo una llamada para hablar de tus sueños.

Conócete. Cuídate. Crece

Y no te olvides de suscribirte a mi blog. Cada semana un nuevo post. Cada mes un nuevo tema.

También te puede interesar:

¿Necesitas mejorar tu disciplina?https://www.lavidaquequieres.com/necesitas-mejorar-tu-disciplina/

Los beneficios de la meditación

Deja un comentario