La vida que quieres

¡Hola! Soy Ana.

Ayudo a la madre trabajadora a vivir sin estrés

¿Es posible disfrutar de una vida equilibrada después de tener hijos?

A ver si esto te suena:

Trabajas mucho en el trabajo y en casa, pero nada parece ser suficiente; siempre te quedan cosas por hacer.

Tienes la constante sensación de que no llegas. Te sientes nerviosa y agobiada a menudo.

Cada vez te cuesta más divertirte y relajarte, porque tu mente se empeña en pensar lo siguiente que tienes que hacer.

Encima, sientes que no deberías quejarte porque lo tienes “todo”

Pero sabes que algo no está bien. No estás satisfecha.

Te falta tiempo para ti. Querrías ser más organizada.

Notas que se te acaba cada vez más pronto la paciencia con los niños, y te sientes culpable cuando explotas.

Y estás cada vez más desconectada de tu pareja.

Lo que te pasa es que tu vida se ha desbalanceado. 

Es hora de reequilibrarla y volver a sentirte en control.

Tener tiempo y disfrutarlo

Si te interesa, te puedo enseñar cómo organizar tu tiempo, ordenar tu entorno y estructurar tu vida para que tengas tiempo para todo lo que quieras.

Y sin sentirte culpable.

Disfrutando lo que haces en cada momento 

[Bueno, en casi todo momento, porque esas noches de vomitonas por virus, seguirán siendo duras. Eso es así].

Mi propuesta es sencilla:

Mando consejos a mis suscriptoras para que disfruten de una vida equilibrada mediante la organización y la gestión emocional.

Cuando te suscribes, te regalo mi e-book  La Tiranía de la SuperWoman en el que comparto las trampas que nos hacemos a nosotras mismas cuando somos madres y el impacto que tiene en nuestra calidad de vida.

GPRD. Los datos de carácter personal que facilitas serán almacenados por mi proveedor de email y por mí misma Ana García Liébana y tratado conforme a la ley. El consentimiento para enviarte emails  lo das al aceptar la política de privacidad. Podrás darte de baja en cualquier momento.

Organización pensada para una madre que trabaja

Hay muchos métodos de planificación, pero he encontrado que había pocos pensados para la madre trabajadora. La organización que necesita una madre, que tiene un trabajo exigente Y quiere participar activamente en la vida diaria de sus hijos, requiere otro nivel.

Y luego, investigando, te das cuenta de que el mundo on line está lleno de maestras de la organización que trabajan 60 horas a la semana.

Pues vaya conciliación. No me entiendas mal, pero es que con muchas horas disponibles no tiene mérito sacar mucho trabajo. Bueno, no es justo, tiene el mérito de la capacidad de trabajo, pero ya sabes a lo que me refiero.

Porque el reto que tenemos, al tener hijos, es sacar mucho trabajo en un número razonable de horas Y mantener la paciencia y energía para seguir con ellos el resto del día.

Es una doble jornada en toda regla. Y hay que prepararse, como te preparas para correr una maratón.

Te tienes que conocer bien, entender tus límites y cuidarte. Así optimizas tu rendimiento y aguantas toda la carrera.

Ese es mi enfoque.

Pues vaya enfoque de la maternidad, Ana.

Bueno, reconozco que es menos romántico, pero con los años he aprendido que la maternidad es una carrera de fondo, y la conciliación requiere una buena estrategia que pasa por trabajar menos, pero mejor y cuidarse más.

Lo que dicen los estudios sobre productividad

Se ha demostrado (bendita neurociencia) que el cerebro es capaz de estar realmente enfocado un número de horas muy limitado y que la variedad (tener un rico entorno de actividades, hobbies e intereses) incrementa la productividad.

Para mí no siempre fue así. Antes de tener hijos trabajaba muchas horas, el tiempo era ilimitado.

Cuando quise recortar las horas que le dedicaba al trabajo, sin penalizar mi carrera, fue cuando me encontré en dificultades.

Tenía que organizarme de otra manera. Necesitaba un cambio profundo, un enfoque distinto.

Y eso es a lo que me dedico; a enseñar y acompañar mediante el coaching  el proceso de optimizar tu sistema  de planificación y organización y, sobre todo, la forma en que vives tu tiempo para no ir con la sensación de pollo sin cabeza, apagando fuegos y todo el día agobiada. 

El cambio en tu estado anímico y la energía que liberas cuando no vives estresada es considerable. Y lo cambia todo.

"Ana te hace conectar contigo misma de una forma poderosa pero con mucha delicadeza y habilitando un espacio en el que encuentro las respuestas que necesito"
Natalia F.
Cliente 1a1

Servicios

Vida equilibrada

Te propongo un nuevo enfoque hacia tu maternidad sin estrés

Mujerdristas: Mujer-Madre- Malabarista

Pareja

Cuando tu principal motivo de estrés es tu pareja

Reconecta es mi programa de relaciones personales

Ordena tu vida

Recupera el control, ordena tu mente y sé dueña de tu tiempo.

Tengo Tiempo  un programa de gestión del tiempo, productividad y organización


Píldoras para madres trabajadoras

Ley del vago: Lo pienso pero no lo hago

Tiempo de lectura: 2 minutos Procrastinar.Que palabra fea. Vaguear, de toda la vida vaya.Pero procrastinar suena más profesional. Vagueas, pero en una oficina elegante mientras te pagan bien por ello.Y lo llamas procrastinar. Se siente mejor.Porque vaguear es de ser vago,Procrastinar es estar vago. Qué bonito el castellano diferenciando el ser del estar. Procastinar, digo procrastrinar, digo, ay con las erres(En serio, ¿Quién inventó

Leer Más >>

Asertividad y decir que no

Tiempo de lectura: 6 minutos De repente me di cuenta de que paso muchas sesiones trabajando sobre asertividad. Hablando de la dificultad de decir no. O de lo que nos callamos por evitar el conflicto. Decir no Te ofrecen un plan y te sientes mal por decir no. Por si se molestan o les ofende. Entonces, ese plan no te

Leer Más >>

Estoy estresada y no hago nada

Tiempo de lectura: 7 minutos Vacaciones. 11 días. Maravilla. Ha sido un año complejo. Para todos. Y yo, siendo consciente de que no puedo articular ni media queja, porque estamos todos bien y hemos pasado el año completo sin un confinamiento, necesitaba las vacaciones. Salir de Madrid. De mi casa. Mi barrio. De esa sensación de ahogo y miedo. Que

Leer Más >>


El blog

Escribo sobre vivencias, ideas, reflexiones, hasta enfados a veces, sobre esto de ser madre trabajadora y querer mejorar y no conformarse. Hablo del estrés, del autocuidado, de la gestión del tiempo. De cómo funciona nuestro cerebro. Y nuestro cuerpo. 

Escribo sobre todo lo que puede ayudar a sentirnos más serenas y felices, en este mundo de pollos sin cabeza en que vivimos.

 

Te dejo el enlace El blog de la Mujerdrista


Quizá eres más de ver vídeos

Un primer paso

Todos los grandes cambios en la vida comienzan con un pequeño paso.

Quizá hoy es el momento de dar el tuyo.

De suscribirte y empezar a trabajar en ti, en eso que llevas tiempo pensado que deberías solucionar.

A veces no sabemos bien cuál es el problema. Notamos que algo no va bien, que no estamos en un buen lugar y que a la larga pasará factura, pero sin poder nombrar lo que nos pasa es difícil buscar una solución.

Sé que lo que te cuento en La Tiranía de la Super Woman ayuda a expresar eso que está ahí, esas emociones que te agitan, eso que te impide ser tu misma y sentirte en plenitud.

Porque, como dicen en psicología, if you can name it, you can tame it (si puedes nombrarlo, puedes domesticarlo).

Las trampas que nos ponemos

Tengo una lista de correo muy activa y entretenida en la que mando consejos para organizarte mejor, vivir con más equilibrio y plenitud. 

Al unirte te regalo mi ebook La Tiranía de la Super Woman

Escribo a menudo. Me lo piden. Únete y entiende por qué. Es gratis y puedes darte de baja en cualquier momento.

GPRD. Los datos de carácter personal que facilitas serán almacenados por mi proveedor de email y por mí misma Ana García Liébana y tratado conforme a la ley. El consentimiento para enviarte emails  lo das al aceptar la política de privacidad. Podrás darte de baja en cualquier momento